Cómo quejarte te puede hacer un/a INFELIZ

Estándar

Una queja es un acto que hacemos muy a menudo y que sin embargo puede llegar a ser muy dañino para nosotros, y en este artículo voy a intentar explicar cómo.

Lo primero es que te pares un segundo a ver cuántas quejas escuchas en un día normal. Una queja es hablar sobre algo que no te parece bien, o de algo con lo que no estás de acuerdo y de alguna manera te molesta.

Tengo que explicar que quejarse en su justa medida no sólo no es dañino sino necesario para reclamar lo que es tuyo. Pero si analizas las quejas podrás comprobar que no todas provienen de una invasión o de una pérdida de derechos, sino más bien porque simplemente no nos gusta o no estamos de acuerdo. Si lo observas se puede entender que quejarse se ha convertido en un “deporte nacional”.

Cuando alguien se queja está en contacto con la carencia, es decir tiene su atención puesta en lo que no hay, y sin duda en algo que le resulta negativo. Detectarlo es algo natural y beneficioso si lo utilizas para cambiarlo, si puedes. La “práctica deportiva” comienza cuando se sigue hablando y dándole vueltas al asunto durante un tiempo. Todo ese tiempo estamos en contacto y alimentando la negatividad, la agresividad, la carencia, en contacto con la falta. Si empezamos a sumar todo el tiempo que le dedicamos a este “deporte”, al final vemos que es mucho tiempo lo que le dedicamos a lo que no tenemos, a lo feo que nos rodea.

sin_quejas

Todo esto tiene dos consecuencias, una es que al dedicar tiempo a lo que no nos gusta nos generamos una sensación negativa puesto que es negativo lo que vemos y en muchas ocasiones nos provocamos agresividad al dedicar tiempo al enfado y su razón de ser, cuanto más tiempo más alimentamos en el enfado y la agresividad. Y segundo es que al estar en contacto con la falta, con lo que no hay, nos provocamos una necesidad de tener, de poseer aquello que nos falta y en su defecto de poseer algo que nos haga sentir mejor, nos provocamos una necesidad de sensaciones positivas. Esta necesidad es peligrosa porque al intentarla satisfacer de la manera más rápidamente posible y sin demasiada consciencia del mecanismo nos puede traicionar sucumbiendo a compras compulsivas, a comer impulsivamente o a otras sustancias que nos provocan placer de manera inmediata, juego, bebida, sexo…

Con esto no quiero decir que todo el que se queja tenga que terminar bebiendo, lo que quiero decir es que sin lugar a dudas las quejas continuadas provocan una sensación negativa y de carencia.

Lo peor es que ocurre como con el humo del tabaco, no tienes que fumar para que el tabaco te haga daño, es suficiente con inhalar el humo de los fumadores que te rodean. Pues con las quejas pasa algo parecido, ya que te empapas de negatividad cuando entras en una conversación de quejas, sobre todo si son quejas en modo “deporte”, es decir, que no vayan a servir para nada. Sin duda el más dañado es el que fuma, es decir la peor parte se la lleva el quejoso.

El otro día estando en la oficina de correos esperando una larga cola no dejaba de escuchar quejas por el tiempo que debían estar allí. Llegó a ser una situación desagradable porque realmente los trabajadores no podían hacer mucho más, de modo que había dos opciones o esperar o volver en otro momento, sin embargo empezó uno a quejarse y se unieron otros tantos creando un ambiente tenso y agresivo.

Te invito a que veas cuanto tiempo le dedicas a quejarte entendiendo que la queja no tiene por qué ser expuesta, es decir con sólo pensarla es suficiente. Y te invito a que cambies la queja por algo positivo, algo que te haga sentir bien.

Si no te gusta lo que hay y no puedes hacer nada por cambiarlo, acéptalo y guarda tu energía para aquellas situaciones que sí puedas hacer por cambiarlas.

RECUERDA, TRÁTATE COMO TE GUSTARÍA QUE TE TRATASEN.

Escrito por David Garrido Díaz

Sígueme:

Facebook: www.facebook.com/davidgarridodiazz

Web: www.davidgarridodiaz.es

Anuncios

»

  1. Todo tiene una razon de ser, en el mundo existimos de todo y para todos, tenemos que estar preparados.
    Es interesante el observar las reacciones de las personas.
    Quisiera pedirte un fabor especial me pidieron que de una charla de orientacion a los padres de familia de los entudiantes donde trabajo, para que estos apoyen a sus hijos en su formacion.
    Si pudieras ayudarme en esto estaria muy agradesido.

    Le gusta a 1 persona

  2. Al leer tu artículo he recordado una ocasión en correos donde también me tocó esperar cola. Fue un día glorioso porque al recordad que YO ERA LA CREADORA DE TODAS MIS EXPERIENCIAS, luego tenía que haber en mí interior una creencia que indicara que YO TENÍA QUE ESPERAR para cambiar las cosas y esa situación me estaba invitando a cambiarla, me sentí MUY AGRADECIDA a todas las personas que participaban en esa situación y que se habían reunido allí para hacérmelo ver. ME PERDONÉ A MI MISMA por alojar en mi esa creencia limitadora, di GRACIAS y ahora estoy trabajando en esto: “YO CONSIGO AL MOMENTO TODO LO QUE NECESITO”. “TODO EN LA NATURALEZA ES MOVIMIENTO CONTINUO”.

    ¡Gracias David! por hacérmelo recordar y por poderlo compartir.

    Le gusta a 1 persona

  3. Que bueno y que bonito lo que cuentas. Muchas gracias por compartirlo y felicidades por seguir tu camino

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s